Entrevista a BdB Anta

Un poco de historia…
En el año 1956 Miguel Anta García inició su actividad en el campo de los prefabricados de hormigón, siendo pionero en la fabricación de tubos de hormigón en masa, bloques, bordillos, vigueta pretensada y mosaicos. Posteriormente su hijo Antonio Anta Asensio y desde 1998 sus nietos han apostado por la diversificación, siendo un referente en el amplio campo de la distribución de materiales de construcción.
La empresa ha apostado por una constante renovación, especializándose en maderas para la construcción con taller propio de carpintería, cubiertas, útiles y maquinaria para la construcción y sistemas de yeso laminado.
En 2014 se procede a la renovación de las oficinas y de la exposición de cerámica y baño, dando más protagonismo al espacio dedicado a la bricotienda.
En junio de 2015 damos el gran paso de asociarnos al grupo BdB, lo que ha conllevado en este 2016 una serie de nuevos proyectos que implican nuestro afán de progresión y mejora de nuestro negocio. Hemos renovado el exterior de nuestras instalaciones con una fachada totalmente corporativa y hemos adecuado nuestra flota de vehículos a la imagen del Grupo, es importante que tanto nuestros clientes como otros potenciales nos asocien con la marca BdB por los valores que trasmite. Recientemente iniciamos un proyecto de renovación y ampliación de la tienda, el objetivo es optimizar y mejorar los espacios comerciales dentro de la diversidad de líneas de producto que ofrecemos en los puntos de venta BdB.
BdB Anta fachada

BdB Anta – La Bañeza (León)
BdB Anta Bricotienda

¿En qué punto se encuentra la distribución de materiales para la construcción y equipamiento del hogar en su zona geográfica?
En nuestra zona la distribución ha estado bastante especializada, con pequeñas y medianas empresas que en los últimos años han sabido mantener su negocio con escasa diversificación.
La diversificación ha llegado con las grandes superficies, que aunque a media distancia, suponen un aumento de competencia para todas las ramas en nuestro sector.

¿Podemos decir que lo peor de la crisis ya ha quedado atrás y que las reformas ya repuntan?
Como supongo que pasará en todas las zonas alejadas de los grandes núcleos urbanos y la costa, la crisis llegó más tarde y con menos virulencia, y como es de esperar la revitalización llegará igualmente más tarde y con menos fuerza.
Entiendo que lo peor de la crisis ya lo hemos pasado, ahora lo que debemos hacer es adecuar nuestra estructura empresarial al negocio actual e ir creciendo paulatinamente, diversificando y ampliando nuestra gama de productos, mejorando la comunicación con el cliente, la atención técnica y comercial y sobre todo hacerlo con mucha ilusión.

 – ¿Qué tipologías de producto o de proyectos son las más demandados en la actualidad?
Sin duda alguna la reforma y la edificación auxiliar es hoy en día la tipología de proyectos que más nos encontramos, suponiendo el 80% de nuestra cifra de negocio.
Aunque la nueva edificación residencial sigue sin remontar, en la comarca existe un amplio parque de vivienda envejecida que hace que la reforma integral o rehabilitación de estas edificaciones como residencia vacacional continúe en ascenso lo que contribuye en gran medida a paliar los efectos de la crisis. Sin olvidarnos del sector agro-ganadero que, con su constancia, representa uno de los pilares más importantes que tenemos en la comarca.
Respecto a la tipología de producto demandada, ésta cada vez es más diversa, por lo que nuestro éxito dependerá en gran medida de la capacidad que tengamos en adaptar nuestra oferta a la gran variedad de productos requeridos por nuestros clientes.

- ¿Qué factores tienen más en cuenta los clientes en la actualidad? ¿Sigue siendo el precio el elemento determinante?
Para mí hay dos “tiempos” en la decisión de compra. El primero se sitúa en las primeras indagaciones que hace el cliente cuando se encuentra en la situación de iniciar una obra. En ese momento el factor precio juega un papel determinante, siendo la calidad en el servicio el factor, que ante precios similares, decanta la balanza.
El segundo se sitúa a partir del momento en que el cliente confía en tu negocio, en tu equipo y en las “cosas bien hechas”. El precio, siendo importante, deja de ser tan determinante y, mantener la calidad en el servicio, representa el factor clave.

¿Cómo colaboran las últimas tecnologías en incentivar las compras a pie de exposición?
Es un factor determinante en la decisión final de compra, que debemos aprovechar para generar diferenciación.
Con ellas, aparte de aportar al cliente una visualización de su obra terminada y mostrarle nuevas tendencias, genera confianza y fidelización.

¿Es la venta on line una realidad en la venta de materiales para la construcción o todavía está en un estado embrionario?
La amplia gama de productos que hoy en día distribuimos hace que sea difícil una respuesta genérica. Hay productos, como la herramienta eléctrica y equipamiento de alto valor, que tienen hoy en día ya una realidad en el mundo online y hay otras familias como los básicos que será difícil que lleguen a desarrollarse.
El factor transporte y en consecuencia la relación peso/coste marcará el límite de desarrollo de la venta online.
No obstante la reducción significativa de los costes que las agencias de transporte y paquetería aplican, hace que cada vez una mayor cantidad de productos puedan entrar en el sector de la venta online.
Pero existe otro factor determinante para su desarrollo, que es la confianza transmitida por la tienda online y la percepción que tenga el cliente respecto a la garantía de los materiales adquiridos. Hoy todavía la sociedad no percibe el mismo nivel de garantía a la hora de comprar materiales de construcción.

Uno de los valores añadidos es la red de profesionales ‘asociados’ para la instalación de los productos. ¿En general considera que en el sector se han profesionalizado los instaladores?
En absoluto, más bien al contrario. En la actualidad el profesional es “generalista” igual reforma un baño, realiza una cubierta metálica como instala yeso laminado, y esta situación no es mala para nosotros si sabemos adecuar nuestros conocimientos y gama de productos a sus necesidades.

¿Qué aporta el distribuidor tradicional con respecto a las grandes superficies multinacionales?
Sin duda alguna la confianza. Confianza en que no vas a ser engañado con productos gancho, disponiendo de precios competitivos en todos los productos. Confianza en que no serás engañado en la calidad del producto, desmarcándonos de la venta de productos de baja calidad. Confianza en que “alguien” resolverá tus reclamaciones, dando la cara y soluciones rápidas en el servicio postventa.
Pero hay otra diferencia que debemos aprovechar, que es la disponibilidad y agilidad en conseguir el producto requerido por el cliente. Aquí la pertenencia al Grupo BdB, juega un papel determinante, facilitando la accesibilidad a una extensa gama de productos y proveedores con condiciones muy competitivas.

¿Qué ventajas tienen por ser parte de Grupo BdB? ¿Ha sido determinante ser asociado para haber superado los últimos años tan exigente en el canal de venta?
Hay beneficios directos como son la mejora competitiva, los productos propios, las campañas promocionales, el desarrollo del marketing, las sinergias entre Asociados, etc., pero hay otro y para mí más importante que es la ilusión por tu negocio. Sin ilusión y ganas de mejorar no hay futuro en ninguna empresa y esa ilusión te la da el Grupo BdB.
Estos últimos años hemos hecho un gran esfuerzo por mantener nuestros negocios “a flote” y el mayor error en el que podemos incurrir es “bajar la guardia” ante los primeros signos de recuperación y olvidar nuestra obligación constante de mejora.
Estar asociado al Grupo BdB te da ilusión e innumerables posibilidades de crecimiento en todas las facetas de nuestro negocio y todo ello con la confianza de saber que estas respaldado.

Antonio Anta

Antonio Anta – Arquitecto técnico – Gerente

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.