Los establecimientos BdB podrán ofrecer a sus clientes un asesoramiento profesional en materia de aislamiento

El pasado 27 de junio, la Central de compras y servicios reunió a sus Asociados de Baleares dentro de su programa de talleres formativos.

Con la colaboración del fabricante de aislamientos térmicos reflectivos Bur 2000, la enseña organizó de la mano de uno de sus Asociados, BdB Joaquin Esteso, en la localidad Mallorquina de Santa María, una jornada instructiva que analizó, principalmente, las nuevas exigencias sobre ahorro energético.

En cumplimiento con la nueva normativa comunitaria y desde el 1 de junio de 2013, las viviendas deben tener una etiqueta de eficiencia energética con el objetivo de fomentar el ahorro y la eficiencia y de proporcionar al consumidor  la posibilidad de valorar y comparar  la repercusión  del  gasto en energía y emisiones  de CO que  va a tener  su decisión a la  hora de comprar  o alquilar una vivienda.

Frente a estas nuevas exigencias, el programa presentado por Bur 2000 destacó la única forma de conseguir un ahorro energético efectivo, cubriendo las tres formas de transmisión de calor: Conducción, Convección y Radiación. Desde la firma, indicen en que “La función primaria del aislamiento reflectivo es reducir el calor de transferencia radiado entre espacios abiertos del edificio, que representa la principal fuente de pérdida de calor en invierno y ganancia de calor en verano.” Las soluciones Air-Bur Termic, la gama de aislantes termo-acústicos reflectivos fabricados por Bur 2000, cumplen con estos tres parámetros, ofreciendo un ahorro energético de hasta un 85%.

Gracias al apoyo técnico aportado por Bur 2000, los Asociados BdB podrán ofrecer a sus clientes una prescripción técnica en soluciones constructivas frente a las nuevas exigencias del sector.

Los Comentarios están cerrados.