Los imprescindibles para el cuidado de tu chimenea

El deshollinado

Las chimeneas han de deshollinarse para el buen funcionamiento y rendimiento de las mismas. Si no se deshollinan pueden obstruirse y perder poder calorífico. Incluso la mezcla de carbonilla y alquitranes puede provocar la combustión de estos elementos en los tubos y el cañón.

Existen chimeneas de leña, carbón, calderas de gasoil y estufas y, aunque todos los tipos necesitan un mantenimiento prácticamente igual, los depósitos que generan son diferentes. Por lo tanto, para ser eliminados, se utilizarán productos específicos.

En el caso de que el combustible sea la madera, las que posean entre sus componentes más resinas provocarán más depósitos. Las peores son los restos de cajas, aglomerados, eucalipto y pino. Las mejores son la encina, el alcornoque, etc.

El deshollinado IDEAL de una chimenea se realiza en tres pasos:

  1.  Un deshollinado ANUAL enérgico, una vez al año, con producto químico.
  2. Complementar el anterior con un deshollinado manual mediante un cepillo deshollinador o erizo.
  3. Mantenimiento durante la campaña con un producto químico.

Todos los deshollinadores necesitan, para poder realizar bien su función, que los residuos depositados estén ablandados, por lo que siempre habrá que poner en funcionamiento la chimenea con anterioridad y reducir el tiro. De esta manera, se aumenta el tiempo de actuación sobre los depósitos.

Los imprescindibles

cartucho PQS deshKIT CHIMENEAS. ARRANQUELimpia cristales

 

Descarga el folleto BdB especial Calor

CALOR-2015_imagenNdP

Leave a Reply




If you want a picture to show with your comment, go get a Gravatar.